Amiguitos del peluche

Amiguitos del peluche
Autor: Aletea Psicología Categoría: Aletea Psicología 02 November 2019

¿Cómo un peluche puede ayudar a la concentración infantil?. Hoy os traemos un interesante vídeo al que hemos llamado “amiguitos del peluche”, que encontraréis al final del post.

En este fragmento de entrevista, Daniel Goleman, escritor y psicólogo referente internacional en conocer, entender y trabajar la inteligencia emocional, explica que la base del aprendizaje es la capacidad de mantener la atención. Para él, ésta es mucho más importante que el Cociente Intelectual, no sólo para tener unos buenos resultados académicos, sino también para poder desarrollar las habilidades sociales y emocionales necesarias para adaptarnos al medio.

En el vídeo comenta como una profesora de alumnos/as de 7 años entrenaba la atención a través de la respiración, poniendo un peluche en la barriga de los/las niños/as para que observasen como sus muñecos subían y bajaban al inhalar y exhalar el aire.

Hoy en día llegan a la consulta muchas familias que observan en sus hijos/as dificultades para focalizar la atención, conductas impulsivas y poco pacientes a la espera de la gratificación.

Es verdad que actualmente los niños y las niñas están inmersos en un medio lleno de estímulos visuales atrayentes y cuando se tienen que enfrentar a estímulos neutros o más aburridos aparece la frustración y la dificultad para concentrarse.

Desde Aletea os dejamos los siguientes consejos para facilitar la atención y os animamos a practicar la idea de la profesora estadounidense y hacer 10 minutos al día “los amiguitos del peluche”.

  1. Es recomendable que la zona de estudio del/la pequeño/a sea libre de distractores tecnológicos, cómoda y bien iluminada. En el caso que haya tareas en las que se requiera dispositivos electrónicos (ordenador, Tablet, etc) se deberá concretar el uso para esa actividad y después el medio volverá a estar libre de ellos.
  2. Un efecto muy conocido en nuestra atención es el “Menoscabo de Atención”. Consiste en la disminución drástica de dicha capacidad a los 45 minutos, por eso recomendamos que los tiempos sean cortos y con paradas frecuentes.
  3. Hacer ejercicio físico ayuda a mejorar nuestra capacidad para mantener la atención, ya que libera el estrés y mejora la autoestima.
  4. Es importante que los niños y niñas tengan un descanso reparador, durmiendo las horas necesarias para cada edad del ciclo de desarrollo.
  5. Practicar ejercicios de atención plena o meditación en familia.